Celebran el quinto aniversario de la Viactiva

Celebran el quinto aniversario de la Viactiva

Cientos de familias locales y visitantes; Personas de todas edades disfrutaron la variedad de amenidades que dependencias municipales prepararon para la ocasión

 

Eduardo Gutiérrez

Una nutrida asistencia consolidó a la edición número 242 de la Viactiva como un espacio recreativo y de convivencia familiar que llegó a Hermosillo para quedarse.

La tarde noche del 17 de marzo, el kiosco y todos los espacios de la Plaza Zaragoza, el callejón Velazco, el camellón del bulevar Hidalgo, entre Melchor Ocampo e Ignacio Allende, y la Plaza Alonso Vidal se ambientaron de fiesta por el quinto aniversario de esta estrategia municipal.

Los grupos musicales Cuarto Frío, Break Out y Toque y Tono, así como el bailarín de ritmos latinos Dyan Rodríguez, confirmaron que la Viactiva es un marco en el que se luce el talento local ante residentes y turistas, quienes en esta ocasión cerraron la velada coreando y bailando temas a ritmo de cumbia.

Los precedieron las alumnas de la academia Aloha Jumpers, con una exhibición de sus destrezas en las danzas polinesias y jóvenes practicantes de Tai Chi con una demostración de esta disciplina.

DIF Hermosillo puso una nota de calidez con una exposición de 24 fotografías seleccionadas del concurso “Una Mirada hacia la Discapacidad”, con el que la institución busca sensibilizar respecto a lo importante que es la integración armoniosa de las personas que viven con alguna discapacidad a su comunidad.

Como cada domingo, la vendimia de toda clase de artesanías, snacks, bebidas y productos mostró que la reactivación económica es un buen complemento del esparcimiento sano, mientras que las rebanadas de pastel de obsequio para las niñas y niños pusieron el toque especial al festejo por el quinto aniversario.

Quienes acudieron al festejo aprovecharon para tomarse fotografías con botargas de diversos personajes creados para la promoción de negocios, productos, instituciones, organismos y causas sociales.

Su participación en una carrera de obstáculos se convirtió en pretexto para el intercambio de expresiones de camaradería entre competidores y público, con un desenlace ya conocido por eventos anteriores de la Viactiva. Todos ganaron, y lo celebraron bailando con niñas y niños.

 

Share
%d