El gremio sabe trabajar y producir, pero no mejorará con migajas

El gremio sabe trabajar y producir, pero no mejorará con migajas

Guillermo Urías

EL VIGÍA

GUAYMAS, Son.- Como parte importante en la cadena alimenticia del país, el sector social de la pesca es un ente productivo de suma importancia en el abasto de productos del mar a la llamada canasta básica, por lo que no se le puede ver como limosneros a los que el Gobierno Federal conforma con migajas, aseguró José de Jesús Presiche Olachea.

Desde su perspectiva, no habrá ni u peso el próximo ciclo para el sector social de la pesca al momento de levantar la veda al camarón en aguas interiores, pues ha sido la tónica en los primeros cinco años, por lo que la presión social debe ser el instrumento a manejar para obtener lo que por ley justamente le pertenece.

“Quieren productos marinos a bajo precio, pero no hay apoyos para combustible y artes de pesca, además de estar desfasados con los tiempos lunares para levantar la veda, al menos con quince días de diferencia, ya cuando el camarón se salió de las bahías y eso cualquier pescador lo sabe, menos los llamados científicos y los jefes de pesca que toman decisiones detrás de un escritorio”, apuntó.

Precisó que viene un apoyo de 7.200 pesos para el próximo mes de junio; “ojalá sea para los auténticos hombres de mar, pero esa es una de las limosnas, cuando lo que se requiere son estímulos, créditos blandos y compromisos.

Presiche Olachea añadió que el gremio se debe unir, pues sobran federaciones y pescadores de membrete, pues son empresarios de la pesca, viven del esfuerzo del pescador, se quedan con la producción y con los escasos programas de apoyo “porque saben dónde y cómo arreglarse”.

Share
%d