Hablando Franco

Hablando Franco

Judith Franco Ainza

 

En Sonora han asesinado a 16 elementos policiacos en el año

 

Lamentables las cifras proporcionadas por la directora del Observatorio Sonora por la Seguridad, Krimilda Bernal, al establecer que en lo que va del año en la entidad han asesinado a 16 elementos policiacos, la mayoría de corporaciones municipales.

De acuerdo con las estadísticas, del total de víctimas 12 eran elementos de la Policía Municipal, dos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal y otros de la Policía Estatal de Seguridad Pública.

Sabemos que es una profesión de riesgos, y que en la mayoría de las ocasiones las personas no valoramos la labor que desarrollan los uniformados, quienes en muchos casos son vituperados, sin embargo, se vale reconocer que dejan de lado familia, amigos y se ponen en riesgo para darnos seguridad.

Asimismo, es preocupante el gran número de efectivos policiacos caídos lo que debe de poner en alerta a los mandos para ver qué es lo que falla, ya sea equipo o capacitación para poder enfrentar situaciones de riesgo.

Y para colmo en muchos de los casos las familias, tras la pérdida de sus seres queridos en cumplimiento del deber, tienen que batallar para recibir los apoyos que les corresponden como ha ocurrido con viudas de agentes que se han manifestado recientemente en la ciudad.

Por lo pronto, el alcalde Antonio Astiazarán se comprometió este lunes con la familia de Martin Salvador Aganza García, quien murió el pasado sábado durante el enfrentamiento con un delincuente, quien también fue abatido, a que agilizaría el pago de las pensiones y que se apoyaría en lo necesario a la viuda y a sus hijos.

Sabemos que Toño es un hombre de palabra, y durante el último pase de lista de Aganza García, se le vio profundamente dolido, al perder a uno de los elementos que coadyuvó a que Hermosillo sea una de las ciudades más seguras del país, por lo que seguramente la familia del agente que tenía 26 años en la corporación, no quedará desamparada.

 

Incursión de menores en el narco “dolor de cabeza” de autoridades

 

Hace unos días lamentaba en este espacio la participación de menores en actividades relacionadas con el crimen organizado, ya que se detuvieron a jovencitos hasta de 14 años armados con rifles de asalto.

Este lunes el delegado de la Fiscalía General de la República, Francisco Sergio Méndez, envió un desesperado llamado a los padres y madres de familia, para estar al pendiente de lo que hacen sus hijos menores.

Al referirse al arresto de los menores en Átil apuntó “quiero insistir, y volver a insistir y no me voy a cansar de decirles a los padres de familia, por favor, vigilen a sus hijos. Son niños de 12, 13 años que no tenemos ni dónde tenerlos; ahí los tenemos en las oficinas administrativas porque no podemos meterlos a los separos de la fiscalía. Son cuatro menores, pero esos menores traían un fusil en sus manos”.

Así de grave el problema social que enfrentamos, derivado de un sinfín de situaciones, pero sobre todo de la falta de atención en la que se encuentran los menores porque los padres de familia trabajamos todo el día en un afán de mejorar las condiciones de vida o simple y sencillamente porque los delincuentes se aprovechan de la necesidad para jalarlos a sus filas.

También contribuye en que en series de televisión y corridos que se escuchan en diversas plataformas se proyecte a los delincuentes como gente poderosa, rodeada de dinero y casas de lujo, cuando en la mayoría de las ocasiones la vida que lleva dista mucho de ese estilo y andan huyendo porque saben que si se descuidan les puede costar la vida, así que ni alcanzan a disfrutar el dinero obtenido.

 

Correo electrónico [email protected]

 

 

Share
%d