Pistones suma 27 derrotas seguidas; Rompe récord de la NBA

Pistones suma 27 derrotas seguidas; Rompe récord de la NBA

La quinteta de Michigan cayó este martes contra los Nets de Brooklyn y rompió una nueva marca

 

Agencias

Los Pistones de Detroit hicieron este martes historia en la NBA por las razones más tristes posibles, ya que tras perder en casa ante los Nets de Brooklyn por 112-118, se hundieron en la peor racha de todos los tiempos en una sola temporada de la liga con 27 derrotas seguidas.

Ni Santa Claus ni un milagro navideño pudieron salvar a estos Pistones en ruinas, absolutamente desmoralizados, y que desde ahora tendrán un hueco en las páginas más lamentables de los libros de más de 75 años de historia de la NBA. La última victoria del equipo fue el 28 de octubre contra Chicago.

El nuevo registro de la franquicia de la ciudad automotriz superó la tragedia de los 76ers de Filadelfia en 2013-2014 y de los Cavaliers de Cleveland de 2010-2011, que hasta este momento estaban empatados con los Pistones con 26 descalabros al hilo con el peor récord en este rubro.

Pero la tormenta para Detroit aún puede estar lejos de terminar, pues todavía hay otra frontera en su descenso a los infiernos que los Pistones podrían cruzar: la de las 28 derrotas seguidas que acumularon los 76ers de Filadelfia de 2014-2015 y 2015-2016, contando el final de una temporada y el comienzo de la siguiente.

Es muy probable que Detroit al menos empate este penoso registro, pues su próximo partido será de visitante este jueves contra el mejor equipo de la NBA, los Celtics de Boston.

La verdadera prueba será si establecen en solitario el récord, y esto se volverá una realidad si cierran el año con un descalabro en casa el próximo sábado contra los Raptors de Toronto

 

Aficionados estallan contra dueños

El Little Caesars Arena fue el escenario de la nueva marca de los Pistons este martes. Durante una buena parte del encuentro, los locales se mantuvieron compitiendo en el partido con la esperanza de terminar la malaria de derrotas consecutivas, sin embargo, en el minuto final, cuando la derrota ya era inminente, la voz de los aficionados se hizo sentir en el inmueble.

Los fanáticos manifestaron su malestar con el trabajo de la gerencia general y los propietarios al entonar el cántico ‘Sell the team (vendan el equipo)’ durante los tiros libres del rival, situación que incluso desconcertó a los Brooklyn Nets.

Share
%d