Van al mercado y lo encuentran cerrado

Van al mercado y lo encuentran cerrado

Olvidan hermosillenses cierre por rehabilitación; La tradición de desayunar en el emblemático edificio se cambiará por varios meses para algunos hermosillenses, ya que los trabajos culminarán en noviembre próximo

 

Ivanova de los Reyes

Como es tradición, algunos hermosillenses acudieron a desayunar al Mercado Municipal número Uno en el Centro de la ciudad, olvidando que se encontraba cerrado, no solo por ser primero de enero, sino porque a partir de este inicio de año se realizarán las obras de rehabilitación del edificio histórico.

Fueron varias las personas que durante la mañana del lunes asistieron al Mercado con la esperanza de aún encontrarlo abierto luego de que en varias ocasiones se suspendió el cierre, sin embargo, esta vez sí encontraron sus puertas cerradas.

Mientras que otros, al pasar por ahí se asomaban hacia el interior para ver cómo se encontraba y esperar que la próxima vez que reabra sus puertas sea en mejores condiciones.

Al interior del edificio emblemático de Hermosillo, se pudieron observar los diferentes locales cubiertos con lonas, especialmente los dedicados a la venta de verduras y tacos, en donde se encontraron refrigeradores y cajas con refrescos en los pasillos, así como botes de basura y trapeadores.

Se prevé que para el día miércoles o jueves de esta semana a más tardar, los locatarios hayan sacado todos los muebles, refrigeradores y otros artículos para poder empezar con la rehabilitación del inmueble, que contempla arreglar desde los pisos, paredes, fachada, sistema eléctrico e infraestructura hidráulica y sanitaria.

Baja afluencia en el andador del Mercado

También en el andador del Mercado Municipal se observó a pocas personas este inicio de año, quienes se encontraban desayunando tacos de una carreta que se instaló en ese punto o simplemente relajándose, disfrutando de la tranquilidad.

Algunos aprovecharon para lustrar sus zapatos, y otros se sentaron en las bancas o jardinera de los árboles donde pegaba el sol para quitarse el frío de la mañana.

Con el cierre del Mercado “José María Pino Suarez”, posiblemente podría disminuir también la presencia de personas en el andador, ya que la mayoría de quienes se reúnen en ese espacio, son adultos mayores que llegaban a desayunar al Mercado, sentarse por fuera y platicar entre ellos o vender algún producto en los alrededores.

Aunque algunos locales se instalarán en el estacionamiento de una tienda de telas, en el Parián u otros negocios sobre la avenida Plutarco Elías Calles durante los 11 meses que duren las obras, es toda una tradición para los hermosillenses llegar al edificio histórico a desayunar en ese pequeño espacio fijo donde durante años han acudido, y no será lo mismo buscar el antiguo puesto entre los lugares donde quedaron distribuidos, ni tampoco será similar el ambiente.

Share
%d