Salen Bravos; festejo en grande de Olson

Salen Bravos; festejo en grande de Olson

AGENCIAS

La novena de Atlanta logró una remontada para consumar una pequeña venganza

En el principio de una larga temporada que incluirá una gran rivalidad entre los Braves y los Phillies, la novena de Atlanta venció ayer 9-3 a Filadelfia en un encuentro que se demoró un día para celebrarse debido a las fuertes lluvias que se presentaron el jueves en el este de Estados Unidos.

Después de ser eliminados en postemporadas consecutivas por los Phillies, el conjunto de los Braves consiguió una victoria que ayuda a pasar el mal trago de 2022 y 2023.

En su cumpleaños 30, Matt Olson empató una marca personal al conectar tres dobles, incluido uno con las bases llenas en una octava entrada de siete carreras que llevó a los Bravos, campeones del Este de la Liga Nacional, a vencer a Filadelfia en el primer encuentro oficial de ambas organizaciones en la campaña.

Michael Harris II también tuvo una gran jornada al sumar tres imparables. Harris II rompió el empate en el octavo capítulo con un sencillo ante el relevista José Alvarado, quien perdió el encuentro. Alvarado permitió cinco carreras de los Braves.

Pierce Johnson (1-0) lanzó un séptimo rollo en blanco para darle la victoria a Atlanta.

El manager de los Bravos, Brian Snitker, insistió en que su equipo estaba emocionado por cualquier victoria, porque era necesaria, no necesariamente porque fuera un factor potencial para preparar la mesa hacia un tercer enfrentamiento consecutivo en octubre contra los Phillies.

Era necesario ganar hoy. No se trataba del rival, sino de comenzar la temporada con una victoria”, dijo Snitker.

Brandon Marsh conectó un jonrón de dos carreras que dio ventaja momentánea a los Phillies.

Randy Arozarena festejando con sus compañeros con su clásico cruzado de brazos.

 

RANDY AROZARENA APORTA CON SU MADERO

Con los uniformes retro de los Devil Rays que el equipo usará durante 13 partidos locales en viernes, Tampa Bay consiguió su primera victoria de la campaña al aplastar a los Blue Jays de Toronto en un encuentro donde Randy Arozarena impulsó una carrera y Brandon Lowe conectó un grand slam.

Aaron Civale tuvo una salida sólida al aceptar una carrera en seis entradas sobre la loma.  Civale, una adquisición en la fecha límite de cambios que ayudó a los Rays a resistir las lesiones y hacer su quinta aparición consecutiva en los playoffs, limitó a los Blue Jays a un jonrón solitario de George Springer y tres sencillos antes de entregar una ventaja de cinco carreras al bullpen.

La carrera enviada al plato por Arozarena sucedió en la parte baja del quinto rollo con un sencillo al jardín central que envió al plato a Yandy Díaz.

Mientras que el sonorense Isaac Paredes se fue de 4-0. El infielder mexicano aún no conecta imparable en lo que va de la joven temporada.

Por Toronto, el tijuanense Alejandro Kirk se fue con una remolcada.

 

 

Share
%d