Sufren mujeres violencia obstétrica durante el parto

Sufren mujeres violencia obstétrica durante el parto

Estudio del CIAD refiere que las féminas sufrieron desde malos tratos por parte del personal de Salud

 

Redacción Entorno Informativo

La violencia obstétrica es una práctica que permanece en Sonora, según arrojó un estudio realizado por la estudiante de Maestría en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Thania Carrillo Valenzuela, bajo la dirección académica de la investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional, Gilda Salazar Antúnez.

En un comunicado, se indica que las mujeres que dieron a luz durante la emergencia sanitaria por Covid 19, experimentaron violencia obstétrica de manera similar a aquellas que tuvieron sus hijos antes de la pandemia.

Se estableció que las experiencias compartidas por las participantes en este estudio, acerca de la atención recibida durante el parto, exhiben dinámicas y prácticas consideradas como violencia obstétrica, evidenciando la persistencia de esta problemática.

Sus narrativas indican malos tratos por parte del personal médico y de salud, a partir de

ignorar o negar la atención cuando se está pasando por episodios de dolor debido a las contracciones, por mencionar algún dato, lo cual genera además de miedo sentimientos de vulnerabilidad.

Las mujeres entrevistadas señalaron que cuando no reciben información clara y precisa sobre determinadas prácticas y no les piden consentimiento para las mismas o para intervenciones quirúrgicas, se sienten abusadas e ignoradas por el personal de salud.

Los datos también indican la presencia de un maltrato expresado en forma de regaños o malos tratos hacia las mujeres-usuarias cuando no siguen las órdenes médicas o dan su opinión respecto a ciertos temas que, según el personal de atención, no son del conocimiento o incumbencia de las mujeres.

Finalmente, se puede afirmar que la concepción de la maternidad, del cuerpo de las mujeres y de los procesos reproductivos, moldean muchas de las prácticas hospitalarias en la atención al parto.

En este contexto, se destaca que el personal de salud ejerce un control sobre las mujeres y sus cuerpos como usuarias del sistema de salud, manifestando un poder-saber institucional que se traduce en el sometimiento de ellas y sus cuerpos durante la atención obstétrica.

Share
%d